Candidatos perfectos para practicar una lipoescultura

La lipoescultura puede mejorar en la persona, su apariencia.
ía, la persona pensar cuidadosamente en sus expectativas y hablarlas con el profesional.

Los mejores candidatos para la lipoescultura son personas con peso relativamente normal, pero que tienen bolsas con exceso de grasa en áreas especificas.

El candidato para la cirugia de lipoescultura, debe ser una psicológicamente estable y ser realista con sus expectativas.

Si tiene una piel firme y elástica se obtendrán mejores resultados en el contorno.

La lipoescultura no se recomienda si ha tenido cirugía recientemente en esa área, o si tiene una mala circulación en dicha área, o si tiene un soplo en el corazón o los pulmones.

También la persona debe comprender que la lipoescultura por sí
misma no mejorara la piel en forma de grumos (celulitis), aunque ciertos cirujanos plásticos ofrecen otras técnicas que pueden
mejorar esta condición.

La lipoescultura no se aconseja para personas con un sistema inmunológico débil, diabetes, problemas cardíacos o arteriales, o antecedentes de coágulos de sangre o flujo sanguíneo reducido.

Usted es un buen candidato para la lipoescultura si tiene un peso normal, una piel saludable y elástica, y tiene “zonas problemáticas” específicas tales como el abdomen, los muslos y los glúteos,
las cuales no responden a los cambios de dieta y el ejercicio.

La lipoescultura también es apropiada para las mujeres que consideren una reducción mamaria, y para los hombres que sufren
de ginecomastia o desarrollo de los senos masculinos.

El mejor candidato es una persona cuyo peso actual no supera en más de 25 libras a su peso ideal, que goza de un excelente estado de salud y tiene depósitos de grasa que no respondieron a dietas ni ejercicios.