Requisitos

• Es recomendable que las pacientes que quieran someterse a una lipoescultura deben tener 18 años como mínimo. 

• Las mujeres embarazadas o en estado de lactancia no pueden realizarse una lipoescultura.

• No tener sobrepeso. Es importante señalar que la lipoescultura no es un método o un tratamiento para adelgazar. Aquellos que tienen un problema de peso (y no un problema de grasa acumulada en zonas concretas), deberían considerar otros métodos y no la lipoescultura para perder peso. La persona que se realiza la lipoescultura debería tener un peso que garantice que la cirugía no generará otras complicaciones. No se recomienda la lipoescultura a que aquellas personas que tienen más de un 20% de sobrepeso.

• La persona deberá gozar de buena salud. Una persona que se somete a una lipoescultura debe gozar de buena salud, no padecer enfermedades cardiovasculares o diabetes ni ningún problema en el sistema inmunológico que pueda dificultar la cirugía o traer otras complicaciones.

• Estabilidad física y emocional: Una buena salud implica estar estable tanto física como emocionalmente. El aspecto emocional es importante ya que el paciente debe ser lo suficientemente maduro como para haber meditado lo que quiere y no arrepentirse después.

• La piel debe tener la suficiente elasticidad: Una persona que se somete a una lipoescultura deberá tener una piel elástica y firme, que se ajuste al nuevo contorno después de la cirugía.

• La persona no deberá haberse hecho intervenciones quirúrgicas en la zona a tratar (si se las ha hecho, no deberían ser recientes).

• Cualquier persona que esté tomando medicación anticoagulante como aspirina, ibuprofeno o cualquier antiinflamatorio no esteroide debe discontinuar el uso del medicamento antes y después de la lipoescultura.

• En la lipoescultura se utiliza anestesia de lidocaína, por lo tanto las personas que sean alérgicas a la lidocaína no podrán someterse al procedimiento.

Expectativas realistas despues de una Lipoescultura

No debe esperarse que la lipoescultura ayude a perder una cantidad sustancial de peso, ni que elimine las estrías o la celulitis de la piel.

La lipoescultura sólo puede eliminar las pequeñas concentraciones de grasa localizada. En la mayoría de los casos con la lipoescultura se pueden eliminar hasta 10 libras de grasa en la zona de tratamiento. Si usted espera que la lipoescultura modifique drásticamente su aspecto, probablemente se desilusionará.

Es por eso que el candidato ideal para una lipoescultura es el que tiene un peso saludable, pero tiene interés en modelar sutilmente su figura.

Puesto que la lipoescultura elimina la grasa pero no estira la piel, los pacientes que tengan buena elasticidad en la piel son los que experimentarán los mejores resultados estéticos. Es por eso que tambien es importante la edad ya que los pacientes de edad más avanzada tienen menos elasticidad en la piel que los pacientes jóvenes.

Problemas médicos 

Las afecciones médicas persistentes pueden impedir que usted sea un buen candidato para la lipoescultura. Las afecciones crónicas como las enfermedades cardíacas o pulmonares, la diabetes y la hipertensión arterial pueden hacer que el resultado estético sea inferior al deseado.

En consecuencia, para las personas que padecen estas enfermedades no es recomendable someterse a una lipoescultura.

También es importante recordar que los pacientes con afecciones inmunológicas o que sufren de diabetes, presión arterial baja o enfermedades cardíacas o pulmonares no deben someterse a una lipoescultura.

Si se ha realizado otra cirugía en la zona que quiere tratarse, antes de considerar realizarse una lipoescultura debe esperar hasta que aquélla cicatrice.